Casi 85.000 seres humanos murieron en España en 2004 víctimas de un aborto provocado.

Casi 85.000 seres humanos murieron en España en 2004 víctimas de un aborto provocado

disponível em

HAZTEOIR.ORG .- Hay muchas cosas en la labor de la Redacción de HazteOir.org que resultan duras para quienes colaboramos en ellas. Una de las más desagradables es tener que dar en plenas fechas navideñas las cifras oficiales de seres humanos muertos en España en 2004 a causa de la práctica de abortos provocados, y que esta noticia sea tratada en la mayor parte de los medios sin medir la extrema gravedad que supone la eliminación de casi 85.000 vidas humanas inocentes en un solo año en un país que se dice moderno y democrático.

Unos datos conocidos cuatro meses después de que HazteOir.org se los pidiera apremiantemente al Gobierno

El Gobierno de Zapatero ha querido retrasar la publicación de estos datos hasta un momento como la Navidad, donde el habitual descanso de muchos españoles y el ajetreo propio de estas celebraciones ayudan a distraer a la opinión pública del debate sobre la vulneración constante del más elemental de los derechos humanos: derecho a la vida.

HazteOir.org lanzó el pasado 27 de agosto una alerta para reclamar al Ministerio de Sanidad que diese ya las cifras de abortos correspondientes a 2004. Cuatro meses después de la petición firmada por miles de ciudadanos a través de HazteOir.org, el Ministerio de Sanidad ha revelado el aumento de un 6,5% en el número de seres humanos que murieron víctimas del aborto en 2004 con relación a las defunciones que tuvieron lugar en 2003 por esta misma causa un total de 79.788 abortos.

El aborto, primera causa de muerte en España

El 5 de julio, el Instituto de Política Familiar había hecho público el informe ?Evolución del Aborto en España: 1.985-2.005? que arrojaba un dato escalofriante: el aborto es ya la primera causa de muerte en España, muy por encima de otras fuentes de defunciones ‘externas’ ya sean accidentes de tráfico, muertes por homicidio, suicidios, sida o drogas, que incluso han reducido en este tiempo su incidencia, a excepción de las defunciones por aborto, tal como informaba el IPF.

El pasado 2 de diciembre el IPF ofrecía una estimación que situaba la cifra de abortos en España en 2004 en 84.000. Las cifras oficiales han superado esta estimación en 985 seres humanos más.

Las cifras oficiales dejan en evidencia otra vez el fraude de ley que se da en la práctica de abortos

Los datos ofrecidos hoy por el Ministerio indican, además, que en la mayoría de las ocasiones (64,47%), las mujeres que optaron por la práctica del aborto (que el Ministerio denomina “interrupción voluntaria del embarazo” para intentar ‘camuflar’ su gravedad) eran solteras, siendo casadas el 25,93%.

Teniendo en cuenta los medios modernos de los que disponen los centros sanitarios españoles y el ínfimo número de defunciones que tienen lugar hoy en día como consecuencia de un parto, resulta indignante comprobar que un año más, el fraude de ley diario que se da en la práctica de abortos vuelve a plasmarse en la cifra de seres humanos que fueron víctimas de este proceso bajo el supuesto del riesgo para la salud materna: nada menos 82.182.

Una cifra sorprendente, como las de años anteriores, que revela el abuso de la ley que se lleva a cabo en España en la práctica de abortos, con el consentimiento del Gobierno, que no somete a un control independiente este tipo de prácticas en nuestro país, dejándolas en manos de los propios centros que practican los abortos, interesados en obtener los beneficios económicos que conlleva para ellos la eliminación de vidas humanas en el seno materno.

El Gobierno no ayuda a las madres que quieren tener a su bebé, pero sí ayuda a las ‘clínicas’ abortivas

El Gobierno hasta ahora ni siquiera ha actuado en coherencia con los propios datos oficiales que da. Si más de 82.000 mujeres españoles abortan por un riesgo para su salud, ¿qué número de españolas son las que deciden seguir adelante con su embarazo a pesar de ese riesgo? ¿Qué medios públicos ofrece el Gobierno para ayudar a esas madres gestantes? La respuesta es desoladora: ninguno.

De hecho, el IPF solicitó al Gobierno la creación de de Centros de Ayuda, Atención y Asesoramiento (CAAA) a la mujer embarazada que ayude a todas las madres, solteras o casadas, a tener sus hijos. Esta petición y otras similares han sido realizadas por muchas asociaciones ciudadanas que dedican su labor a atender y ayudar a las madres embarazadas. Hasta el momento, la respuesta del Gobierno ha sido siempre el más absoluto silencio.

La indiferencia del Gobierno ante la salud de las madres contrasta, eso sí, con el interés que demuestra el ejecutivo por ayudar a quienes convierten la eliminación de seres humanos en su particular negocio. Las mal llamadas “clínicas” abortivas cuentan con apoyos públicos y con las ayudas que proporcionan las administraciones exclusivamente a las madres que deciden abortar.

El ‘derecho e elegir’, expresión con la que los grupos abortistas mimetizan la macabra práctica de abortos, es unidireccional y sólo beneficia en último lugar a los centros abortivos, ya que las madres que deciden abortar tampoco reciben asistencia pública cuando atraviesan las consecuencias habituales de la práctica de un aborto, entre ellas el S.P.A. (síndrome post-aborto). Una sintomatología que sólo atienden desinteresadamente las entidades que se oponen a la ley que permite esta tragedia humana.

Noticias relacionadas:

Deixe um comentário

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

%d blogueiros gostam disto: